Austrinus

Secciones

Horóscopo y astrología

December 10, 2014 by Farid in Desmitificación

“El horóscopo predice tu futuro…”

Horóscopo y astrologíaEl horóscopo es la expresión más conocida de la astrología. Surgió con los antiguos griegos, quienes concibieron el zodiaco, un conjunto de 12 constelaciones caracterizadas por ubicarse en la eclíptica, la línea imaginaria por donde también circulan el Sol, la Luna y los planetas. Cada signo zodiacal abarca un espacio de 30 días, intervalo en el que el Sol circula por cada constelación. Es muy importante aclarar que el zodiaco fue creado hacia el 2.000 aC, y en ese momento las constelaciones efectivamente se correspondían con su periodo de 30 días original; se volverá a este punto más adelante.

La pseudociencia dice…

Dependiendo la fecha de nacimiento de cada persona, según la constelación donde se halle el Sol corresponde el signo zodiacal que regirá su destino por toda su vida; este hecho sumado al movimiento de los astros determinará la personalidad de la persona e influirá sobre ella según su signo, permitiendo predecirle su futuro en varios ámbitos (amor, trabajo, salud, etc).

La ciencia dice…

Además de los conocidos movimientos terrestres de la rotación y traslación, existe otros movimientos mucho más sutiles y prácticamente imperceptibles, pero existentes y siendo uno de vital importancia para este asunto: la precesión. El movimiento de precesión es un cabeceo lento del eje terrestre, muy parecido al bamboleo de un trompo cuando está por detenerse. Este bamboleo del eje traza una circunferencia completa en 25.800 años. Ahora, nótese que 25.800/12= 2.150; es decir, cada doceava parte de esta circunferencia equivale a 2.150 años, por tanto el bamboleo produce un cambio en la posición de los polos celestes y el plano del ecuador. En otras palabras, y a razón de un desplazamiento Precesión terrestrede 50,25″ anual de las constelaciones en la eclíptica, puede decirse que !actualmente todo el zodiaco está “corrido”!.

Volvamos a los griegos, al 2.000 aC. Recién se mencionó que hacia esa época el zodiaco coincidía con el periodo de días que hoy vemos en un horóscopo tradicional (ej. Géminis entre el 22/05 al 21/06, Acuario del 21/01 al 19/02, etc.); pero esto duró hasta aproximadamente el año 150 dC, pues al haber transcurrido 1/12 parte del movimiento de precesión (2.150 años), el desplazamiento generado equivale al corrimiento de un mes y es suficiente para que cada signo zodiacal esté corrido. Dicho de otra manera, y como lógicamente todos los habitantes actuales de la Tierra han nacido dentro de los últimos 2.150 años, su verdadero “signo” es el anterior del que suelen ver publicado en TV y diarios.

Adicionalmente quizá sorprenda saber que técnicamente las constelaciones zodiacales no son 12, sino 14. Los griegos ignoraron a “Ofiuco” y “Cetus”, constelaciones que por pasar menos tiempo por la eclíptica, fueron injustamente marginadas. A continuación se muestra el verdadero “zodiaco” y “horóscopo” como debería ser tomado en la actualidad:

 ARIES  del 18 de abril al 13 de mayo
 TAURO  del 13 de mayo al 20 de junio
 GÉMINIS  del 20 de junio al 19 de julio
 CÁNCER  del 19 de julio al 9 de agosto
 LEO  del 9 de agosto al 15 de septiembre
 VIRGO  del 15 de septiembre al 30 de octubre
 LIBRA  del 30 de octubre al 22 de noviembre
 ESCORPIÓN  del 22 de noviembre al 29 de noviambre
 ¡OFIUCO!  del 29 de noviembre al 15 de diciembre
 SAGITARIO  del 15 de diciembre al 19 de enero
 CAPRICORNIO  del 19 de enero al 16 de febrero
 ACUARIO  del 16 de febrero al 11 de marzo
 PISCIS  del 11 de marzo al 17 de abril
 CETUS  del 27 de marzo (14 h) al 28 de marzo (2 h) dentro de Piscis

Pero eso no es todo. Alrededor del año 2.300 dC se habrá completado otra doceava parte del movimiento de precesión, y por tanto los signos estarán “corridos” en dos posiciones (y así sucesivamente); si el horóscopo sigue teniendo vigencia en algunas generaciones más (¡ojalá que no sea así!), la gente estará doblemente engañada. Nótese que hasta ahora, en ningún momento he mencionado todavía el burdo postulado de que los movimientos planetarios influyan sobre las personas; sólo me he limitado a exponer que la base misma del horóscopo es totalmente errada y desactualizada, sin validez en nuestra época.

PlutónPero queda tiempo para mencionar un “detallito” más; como no vale la pena detenerse en que los planetas no tienen mayor influencia sobre nosotros que producirnos una sana admiración por su belleza, sólo quiero destacar un aspecto reciente que termina por derrumbar un poco más a la astrología. El 24 de agosto de 2006, la Unión Astronómica Internacional (IAU, por sus siglas en inglés) dictó algunas resoluciones acerca de la definición oficial de “planeta”, debido a la controversia que generó el descubrimiento de particulares objetos más allá de Plutón. El resultado fue que nuestro Sistema Solar ahora se compone oficialmente de 8 planetas -Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno-, 5 planetas enanos -Plutón, Ceres, Eris, Makemake, Haumea- (con posibilidad de agregarse otros más) y los pequeños cuerpos del Sistema Solar. Es decir, se le quitó a Plutón el status de “planeta” y ahora entra a la categoría de “planeta enano” junto con Ceres (el mayor cuerpo del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter), Eris (un cuerpo más lejano y un poco más grande que Plutón), Makemake y Haumea.

Ser o no ser planeta… esa es la cuestión

¿Qué podrá decir la astrología al respecto? Se han metido en problemas Laughing. O reconocen que en los 76 años que Plutón se consideró planeta ellos estaban equivocados, y no tenían que haberlo considerado en sus “cálculos”, o reconocen que también estaban errados porque en este tiempo tuvieron que haber considerado a Ceres, Eris, Makemake y Haumea, especialmente Eris porque es más grande que Plutón, y por tanto “influye más” en las personas. Aunque lo más sano sería reconocer que hay *millones* de objetos merodeando en el Sistema Solar, que definir a qué se llama “planeta”, “planeta enano”, “satélite” o “asteroide” sólo tiene que ver con una serie de tecnicismos y sólo nos ayuda a clasificar mejor nuestro Universo, pero mejor aún, reconocer que las “influencias cósmicas” son inexistentes y se apoyan en datos arbitrarios. La física reconoce 4 fuerzas que rigen todo el Universo, las llamadas fuerzas fundamentales: interacción nuclear fuerte y débil, la gravedad y el electromagnetismo. Haciendo un análisis, no es difícil darse cuenta que la fuerza de un dedo al mecer la cuna de un bebé, ejerce mucha más “influencia” que la de cualquier planeta a millones de km de distancia.

El tema da para mucho, pero sería innecesario proseguir. Con estos simples razonamientos debería quedar claro por qué el horóscopo no tiene ninguna validez, así como la astrología en general. Esta antigua mezcla de ciencia, religión y creencias lentamente fue escindiéndose en el tiempo, y aunque la astrología no deja de ser importante en términos históricos por su origen prácticamente simultáneo con la astronomía, ésta última tomó su propio camino y es la que hoy en día nos dice la realidad científica sobre los cuerpos celestes, de la que tanto nos maravillamos.

Cat
Multimedia
¡Austrinus ha sido renovado! Detalles.
Astro Imagen del día
Últimos comentarios
Personal
Astrofotografías
Loading...
¡Comparte!